top of page

Por qué necesitas educación sexual integral en la era de las fake news

Educación sexual para adolescentes

Nos dicen educación sexual y pensamos en un folleto sobre anticonceptivos y charlas sobre embarazo en adolescentes. Pero la realidad es que se refiere a un concepto mucho más amplio, que comprende información médicamente precisa y adecuada a la edad sobre al desarrollo, el comportamiento sexual, las relaciones sanas, las habilidades para la vida y la comunicación, la orientación sexual y la identidad de género. Se trata de un abordaje integral del sexo y de sus implicaciones en la vida de las personas. 


La Sociedad de Salud y Medicina del Adolescente señala la importancia de una educación sexual que comience en la escuela primaria, que esté estructurada y sea de mayor duración, que incluya a las personas LGBTQ en todo el currículo escolar y que tenga un enfoque de justicia social para una sexualidad saludable. 



Pero en el extenso mundo digital, la desinformación se propaga rápidamente y puede afectar la comprensión y las decisiones de los jóvenes en el ámbito sexual. Desde mitos sobre anticonceptivos hasta afirmaciones infundadas sobre infecciones de transmisión sexual (ITS), es fácil perderse en un laberinto de información errónea. 


Cuando la desinformación comienza en casa


Lo que es peor, la desinformación puede ser propagada bajo el paraguas de los “derechos parentales”, en los que se suprime información valiosa a favor de ideologías políticas y religiosas que proponen la abstención sexual como único método anticonceptivo y la negación del derecho al aborto y a conocer la diversidad como una opción válida. 


Con el 93% de los adolescentes usando las redes sociales, Internet se ha convertido en una de las fuentes habituales de información para ellos, donde son más vulnerables a la desinformación, las noticias falsas y la manipulación.  Según encuestas, el 71% de la población ha consumido noticias falsas en línea.



La falta de educación sexual integral tiene consecuencias graves: menor uso del preservativo, lo que aumenta el riesgo de contraer ITS, incluido el VIH. Menor uso de métodos anticonceptivos, lo que aumenta el riesgo de embarazos no deseados; y menor comprensión y aumento del estigma y la vergüenza en torno al espectro de la identidad sexual y de género.


¿Cómo distinguir entre lo real y lo falso?


Educación sexual sobre la diversidad

Verificación de fuentes: siempre verifica la fuente, autoría y origen de la información antes de creer o compartir información. Investiga más allá de la fotografía o titular principal, revisa la fecha de publicación,

busca otras fuentes y compara la información para comprobar la veracidad. Contribuye denunciando sitios y personas que comparten “fake news”. Consume contenido de organizaciones confiables. Ejemplo: Unicef, OMS o Aya Contigo


Información actualizada y comprobable: aprende de expertos, asiste a talleres y busca información actualizada. Ejemplo: Mulier, Planned Parenthood, Fos Feminista. 


Puedes usar plataformas de verificación de la información como https://learntocheck.org/, donde hay recursos específicos para luchar contra la desinformación y las noticias falsas. 


Conversaciones: habla con amigos, familiares y amigos sobre la educación sexual sin tabúes. Verifica.


Accede a la aplicación Aya Contigo para tener información segura, confiable y verificable sobre temas de salud sexual.



11 visualizaciones

ความคิดเห็น


bottom of page