top of page

Estas son las infecciones de transmisión sexual que puedes tener sin saberlo


embarazada con la menstruación

Cada día más de un millón de personas en el mundo contraen infecciones de transmisión sexual (ITS), la mayoría de las cuales son asintomáticas, según estimaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Las ITS alimentan la estigmatización, la infertilidad, los cánceres y generan complicaciones en el embarazo. Además, pueden aumentar el riesgo de contraer el Virus de Inmunodeficiencia Humana (VIH). 


Pero, a pesar de que es un problema de salud pública importante, las personas siguen teniendo contactos sexuales sin preservativo. Un recurso de la Universidad de California señala que el 69% de los adolescentes y jóvenes han mantenido relaciones sexuales sin protección y el 41% está dispuesto a hacerlo nuevamente, lo que evidencia que el comportamiento riesgoso es una realidad y un factor determinante en la diseminación de las infecciones. 


El hecho de que muchas ITS bacterianas como gonorrea y clamidia pueden transcurrir sin síntomas evita que sus portadores sepan que están infectados. Por esto es importante usar preservativos para reducir la posibilidad de contagio y recordar que estas infecciones no sólo se adquieren a través de la penetración vaginal, también a través del sexo oral, el sexo anal y algunas incluso a través del contacto piel con piel.  


¿Cuáles son las infecciones de transmisión sexual asintomáticas?


Clamidia: los síntomas incluyen secreciones de la vagina o el pene, dolor al orinar, sangrado vaginal entre periodos o después de mantener relaciones sexuales, dolor pélvico en las mujeres y dolor testicular en los hombres. Esto se puede presentar entre 1 y 3 semanas después del contacto sexual sin protección, pero puede demorar más tiempo. Aproximadamente el 50% de los hombres y el 70% de las mujeres infectados no presentan ningún síntoma. Si la clamidia no se trata, puede provocar graves problemas de salud, como enfermedad inflamatoria pélvica, cicatrización de las trompas de Falopio e infertilidad. 



Herpes genital: este virus no tiene cura y su principal síntoma son unas lesiones en el área genital que muchos pueden confundir con picaduras, espinillas o poros infectados. Como no todos los portadores llegan a tener síntomas alguna vez y los preservativos no garantizan cobertura en las áreas donde el virus puede estar activo, 1 de cada 8 personas tiene herpes y la mayoría no lo sabe. El virus se puede detectar a través de un análisis de sangre. 


Gonorrea: esta infección produce sensación de ardor al orinar y una secreción blanca amarillenta por el pene. En las mujeres puede causar flujo vaginal y posiblemente, ardor al orinar, pero entre el 10 y el 15% de los hombres y alrededor del 80% de las mujeres pueden no tener síntomas. La gonorrea no tratada puede provocar complicaciones importantes de acuerdo a la Mayo Clinic, como enfermedad inflamatoria pélvica, que causa la cicatrización de las trompas, un mayor riesgo de complicaciones en el embarazo e infertilidad. 


En los hombres, también puede causar infertilidad debido a que provoca epididimitis, un tipo de inflamación en las vías que transportan y almacenan el esperma. Esta condición no tratada también lleva a la infertilidad. 



Adicionalmente, la bacteria que causa la gonorrea puede propagarse por el torrente sanguíneo e infectar otras partes del cuerpo, incluidas las articulaciones. La gonorrea aumenta la susceptibilidad a la infección por el virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) y, los bebés que contraen gonorrea durante el parto pueden desarrollar ceguera, llagas en el cuero cabelludo e infecciones.


Virus de papiloma humano (VPH): el VPH es tan común que casi todos los hombres y mujeres sexualmente activos contraen el virus en algún momento de su vida, de acuerdo al Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos. El virus puede propagarse incluso por contacto piel con piel en áreas que el condón no puede cubrir durante las relaciones sexuales.


En 9 de cada 10 casos, el VPH desaparece por sí solo en dos años. Pero cuando el VPH no desaparece, puede causar verrugas genitales y cáncer cervical. Entre el 70 y el 90% de los casos son asintomáticos. Por esto es importante vacunarse y hacerse pruebas de Papanicolaou porque no hay síntomas cuando comienza la transición del precáncer y se convierte en cáncer.



Hepatitis B: afecta el hígado y suele transcurrir de forma asintomática. Quienes sí tienen síntomas, pueden presentar dolor abdominal, orina oscura, fiebre, dolor en las articulaciones, pérdida del apetito, náuseas y vómitos, debilidad y fatiga, color amarillento en la piel y en la parte blanca de los ojos (ictericia). Se transmite a través de la sangre, el semen u otros fluidos. 


Entre sus complicaciones se encuentran la cirrosis, cáncer de hígado, insuficiencia hepática, enfermedad renal o inflamación de los vasos sanguíneos.


Hepatitis C: esta es una infección hepática causada por un virus que puede adquirirse por el contacto con la sangre de una persona infectada y también durante los encuentros sexuales por contacto con fluidos corporales, como la saliva o el semen. La hepatitis C puede ser leve y durar unas semanas (aguda) o grave y de larga duración (crónica). 



Si padeces hepatitis C crónica, lo más probable es que no presentes síntomas hasta que aparezcan complicaciones, lo que podría ocurrir décadas después de haberte infectado. Entre las complicaciones más graves de la hepatitis C se encuentran daños hepáticos, cirrosis (cicatrización del hígado), cáncer de hígado e incluso la muerte.


Tricomoniasis: 7 de cada 10 personas con esta infección no sabe que la tiene. Los síntomas pueden ir y venir, e incluyen flujo vaginal verde, amarillo, gris, espumoso o con mal olor; sangre en el flujo vaginal; picazón e irritación en la vagina y alrededor de ella; hinchazón en el área genital y dolor durante el sexo.


Como ves, las infecciones de transmisión sexual pueden ser bastante silenciosas y sus síntomas difíciles de distinguir. Ante cualquier duda, acude a un profesional sanitario y recuerda reducir la probabilidad de contagio con el uso de preservativos. 


¡Contáctanos! Estamos para acompañarte en tus decisiones de salud sexual y reproductiva.

Descarga la aplicación Aya Contigo.




23 visualizaciones

Commentaires


bottom of page