top of page

Aborto seguro: un derecho humano que las mujeres con VIH reclaman en América Latina


Te explicamos más sobre el tema

El 53% de todas las personas que viven con VIH en el mundo son mujeres y niñas,que además ven limitadas sus opciones para recibir atención si deciden tener un aborto. Las mujeres que viven con VIH tienen el mismo derecho que cualquier persona a decidir, pero la realidad es que en Latinoamérica las políticas y leyes limitan su autonomía reproductiva.


En América Latina y el Caribe, el aborto está prohibido sin excepciones en cuatro países, y sólo se permite para salvar la vida de la mujer en siete, uno de los cuales es Venezuela. Sólo el 3% de las mujeres de la región viven en países donde el aborto es legal sin restricciones y, según la Organización Mundial de la Salud, cada año se producen unos 6,5 millones de abortos en la región, de los cuales el 76% son inseguros. Estos abortos inseguros provocan unas 760.000 hospitalizaciones y unas 900 muertes maternas al año.


Ante esta realidad, es necesario visibilizar a las mujeres con VIH y las barreras legales, sociales, económicas y sanitarias que limitan su acceso al aborto seguro. La primera barrera es la estigmatización y la discriminación por parte de la sociedad, la familia, las parejas y el personal de salud, que las juzgan, rechazan o violan sus derechos tanto por su decisión de abortar como su condición de VIH.


Muchas de ellas no tienen la información y orientación sobre sus derechos, sus opciones y los riesgos y beneficios de cada método de aborto. Este factor es determinante para que ellas busquen opciones inseguras y riesgosas.



De igual manera, el personal sanitario de la región a menudo no tiene la formación para ofrecer servicios de salud de calidad, confidenciales y respetuosos paraun aborto seguro, con medicamentos o procedimientos quirúrgicos, según su preferencia y situación clínica. Tampoco tienen fácil acceso a apoyo psicosocial y emocional durante el proceso de aborto y prevenir o tratar posibles complicaciones o secuelas.


Finalmente, la falta de protección legal las expone a sanciones penales, civiles o administrativas, o a la violación de su privacidad o intimidad en buena parte d elos países latinoamericanos.


Mujeres con VIH tienen el derecho a decidir


Estas barreras no solo violan el derecho al aborto seguro de las mujeres que viven con VIH, sino que también ponen en riesgo su salud y sus vidas. El aborto inseguro puede provocar infección, hemorragia, perforación, infertilidad o muerte.


Además, las mujeres que viven con VIH pueden tener mayor riesgo de resultados adversos del aborto en comparación con las mujeres no infectadas por el VIH debido a la inmunosupresión, las altas tasas de coinfección con otras infecciones de transmisión sexual y las posibles contraindicaciones entre los medicamentos utilizados para el aborto médico y los regímenes de terapia antirretroviral.


Las mujeres que viven con el VIH tienen derecho a decidir sobre su embarazo y a acceder a un aborto seguro, sin riesgos ni obstáculos. Esto es fundamental para su salud, su justicia y su bienestar. Desde Aya Contigo, queremos promover los derechos sexuales y reproductivos y apoyar la lucha porque todas las mujeres que viven con el VIH puedan tener un aborto seguro, con una atención integral, respetuosa y de calidad, que responda a sus necesidades y preferencias.


En el Día Mundial del Sida, defendemos el aborto seguro como una forma de promover la salud y la dignidad de las mujeres que viven con el VIH y por eso ponemos a su disposición nuestra aplicación, en la que encontrarán el acompañamiento sororo y la información confiable para un aborto autogestionado.

¡Contáctanos! Estamos para acompañarte en tu proceso de aborto seguro con pastillas.

Descarga la aplicación Aya Contigo.





2 visualizaciones

Comentários


bottom of page